Archivos de la categoría ‘INTERES GENERAL’

¿como buscar trabajo en internet?

Publicado: 6 de marzo de 2012 en INTERES GENERAL

7 consejos para empezar (via OCU)

  • Completa todos los apartados de tu CV virtual: te ayudará a ganar visibilidad en estas páginas. Pero cada vez que escribas algo, ten en cuenta que es como si estuvieses diciéndolo en una entrevista de trabajo: comparte solo lo que pueda ayudarte. Conviene abrirse una cuenta de correo electrónico destinada exclusivamente a buscar empleo (muchas páginas envían mails publicitarios que pueden inundar tu correo personal).
  • Aspiraciones salariales: es un dato importante, así que reflexiona antes de poner una cifra. Las empresas descartan a quien pide demasiado pero también a quien pide poco (consideran que no está capacitado). Infórmate de lo que se está cobrando en ese sector y ese puesto. Introduce la cantidad en euros brutos anuales. Si no estás seguro, esquiva la pregunta con un “negociable” o “dependiendo de las condiciones”. Pero vete preparando: si llegas a una entrevista este será uno de los temas de los que tendrás que hablar.
  • Referencias y certificados: estas webs suelen incluir la opción de adjuntar cartas de recomendación o certificados de idiomas y otras aptitudes. No dudes en adjuntar lo que tenga relación con el tipo de puesto al que aspiras, pero descarta la información que no aporta nada.
  • “Preguntas asesinas”: cuando optes a una oferta a menudo llegarás a un cuestionario que te preguntará por tu nivel en un determinado idioma, tu conocimiento en un área o tu experiencia laboral. Es un filtro para descartar candidatos. No mientas, pero tampoco te infravalores: si fallas estas preguntas lo más probable es que tu CV nunca llegue a ser leído por la empresa.
  • Opciones Premium: a cambio de una cuota mensual, muchas páginas incluyen una opción Premium que hará que tu currículo “brille” entre el resto, o al menos eso es lo que prometen. También permiten conseguir certificados de idiomas online y consultar algunos de los datos de las personas que están compitiendo por tu mismo puesto. No pierdas la cabeza: suponen un gasto extra y no te garantizan nada.
  • Controla los clics compulsivos: en Internet es fácil apuntarse a 100 ofertas en tan solo una hora, pero ¿merece la pena? No. Las empresas que contratan los servicios de estas webs pueden ver tu historial de candidaturas y saber cuántas veces te has apuntado a sus ofertas. Si comprueban que en el último mes te has presentado a 3 puestos absolutamente diferentes, perderás credibilidad y te descartarán.
  • No te vuelvas loco: está muy extendido el rumor de que la empresa da prioridad a los currículos de los candidatos que hicieron clic en la oferta antes que nadie. Algunos aspirantes esperan a medianoche para entrar en estas páginas, encontrar ofertas recién publicadas y ser los primeros en presentarse. La realidad es que el personal de Recursos Humanos recibe las solicitudes como cuando abres una cuenta de correo: lo primero que ven es lo más reciente. Todo depende de a qué hora se conecten: si acaban de acceder a la página y en ese momento envías tu candidatura, tu CV será el primero que lean, aunque te hayas apuntado muy tarde. Es unacuestión de suerte, pero pocos profesionales se conectarán de madrugada, así que deja de trasnochar y procura enviar tus solicitudes en horario laboral (especialmente por la mañana).

Webs de búsqueda de empleo: útiles pero saturadas

El mundo online no es ninguna fantasía sino fiel reflejo de la realidad: pocas ofertas, demasiados candidatos. Las webs de búsqueda de empleo abundan, pero muchas son plataformas internacionales que prestan poca atención al mercado español o “páginas fantasma” que apenas renuevan sus ofertas.

El funcionamiento de todas ellas es similar: primero hay que inscribirse (basta con una dirección de email) y después rellenar los datos de nuestro currículum para empezar a buscar ofertas. Es posible consultar las últimas publicadas o buscar por palabras clave y nombres de ciudades.

El pastel se reparte entre las pocas webs que consiguen situar su página entre el top 1.000 de las más visitadas de España (datos de febrero de 2012 según la web de mediciones Alexa). En este tipo de páginas, cuanto más tráfico más ofertas, más movimiento y mayor eficacia:

  • Infojobs.net: domina el sector de manera aplastante. Es una de las páginas más visitadas de España (la nº27, un dato espectacular si tenemos en cuenta que los primeros puestos los copan Google, Facebook, YouTube, Twitter… y que recibe más visitas que las webs de Televisión Española y Apple). Su mayor virtud es también su mayor defecto: es donde hay más movimiento, pero también la más saturada. Cada día hay una gran cantidad de nuevas ofertas, pero es habitual encontrar que en las más recientes ya se ha inscrito un millar de candidatos. Con todo, es la página de referencia y si estás buscando trabajo tienes que usarla, aunque te aconsejamos que la compagines con otras opciones más especializadas.
  • Infoempleo.com: la segunda web por número de visitas (en el puesto 256). Su diseño y funcionalidades no tienen nada que envidiar a Infojobs, pero su repertorio de ofertas es considerablemente menor. Como defecto importante, en demasiadas ocasiones redirige a páginas externas en las que hay que registrarse para optar al puesto (algo especialmente incómodo para los aspirantes, hartos de rellenar formularios y saltar de web en web).
  • Laboris.net: en el puesto 377, ha conseguido un buen posicionamiento en los buscadores para atraer a candidatos. Esto explica que el 35% de sus visitas se marchen de la página sin haber visto nada más que una oferta en concreto.
  • Trabajos.com: en el puesto 402, está construida a imagen y semejanza de Infojobs. Sigue siendo una web “generalista”, pero con menos movimiento, lo que penaliza sus resultados.
  • Trabajar.com: en el puesto 603, el alto número de ofertas externas (redirigen a otra página) hace incómoda la navegación y enreda al usuario en una molesta espiral de passwords y clics, sin que quede claro mediante qué web estás finalmente apuntándote a una oferta.
  • Monster.es: poderosa multinacional que en España no ha conseguido destacar, situándose en el puesto 976. Además, un 44% de las visitas no navegan por su web sino que se limitan a ver una sola oferta o la portada.

Según datos de Alexa, este es el retrato-robot del usuario de las webs de búsqueda de empleo:

  • Mujer sin hijos de entre 25 y 45 años de edad.
  • Formación post-universitaria.
  • No están en el paro. De hecho, consultan estas plataformas durante su horario laboral porque quieren cambiar de trabajo.

Buscadores y ETT: solo como recursos de apoyo

Buscadores: son agregadores de ofertas, una especie de Google del “buscotrabajo”. Normalmente no hace falta registrarse: basta con teclear el nombre del empleo que buscamos y el de la ciudad. En ocasiones funcionan correctamente, pero siempre nos mandarán hacia alguna web en la que tendremos que registrarnos para poder optar al puesto. A menudo hacen referencia a ofertas que ya han caducado y no son lo suficientemente eficaces como para ser la primera elección a la hora de buscar trabajo. Destacan nombres como Trovit.es, Opcionempleo.com y Simplyhired.es.

Las ETT: las empresas de trabajo temporal, grandes nombres como Adecco, Manpower o Randstad. Todas tienen webs en las que introducir el currículo y consultar las ofertas. Lo que antes se hacía yendo en persona ahora es online, pero su paso a la web no ha añadido ningún valor extra y su papel no ha cambiado: fundamentalmente ofrecen trabajos temporales en determinados sectores y para perfiles de formación baja o media-baja.

Páginas especializadas: imprescindibles para algunos

Las páginas generalistas están saturadas por el gran número de ofertas y candidatos, por lo que muchas webs han decidido especializarse por gremios:

  • Jefes: las páginas de Michael Page y Experteer centran sus esfuerzos en buscar candidatos para vacantes en puestos de mando o intermedios. Perfiles con alta formación y experiencia, muchos de ellos para trabajos relacionados con el Marketing y la gestión de ventas.
  • Informáticos y tecnología: perfiles muy específicos que deberían echar mano de páginas como Tecnoempleo.com y TICJob.es.
  • Diseñadores y creativos: la web de Domestika.org sobresale tanto por su impecable estética como por un funcionamiento ejemplar. Las ofertas no abundan pero las que hay son serias y especializadas.
  • Periodistas: un sector que lo está pasando especialmente mal con la crisis y que invierte sus esperanzas en Periodistas.com, web poco recomendable porque las mismas ofertas se mantienen online durante meses. Da la sensación de ser un pozo sin fondo al que arrojar currículos.

Existen muchísimos otros ejemplos de páginas dirigidas a un gremio o público específico, como ofertas para discapacitados (Mercadis.com) o exhaustivas recopilaciones de las convocatorias de empleo público (Empleopublico.net).

Redes sociales: ¿el futuro de la búsqueda de empleo?

  • LinkedIn: red social para buscar trabajo y para comunicarse con otros profesionales. Es absolutamente recomendable abrirse un perfil y fabricar un CV online con mejores resultados gráficos que los de la mayoría de páginas. Ideal para hacer contactos: amigos, antiguos compañeros, conocidos… pero también completos desconocidos a los que puedes solicitar amistad. Esto no es Facebook y es habitual que te acepten solo por ser del gremio. LinkedIn ofrece la oportunidad de tener contacto directo con responsables de empresas (incluso personal de Recursos Humanos), una ventaja indudable en ciertos procesos de selección. Además, es la mejor manera de tener nuestro currículum online (podremos firmar nuestros mails con el enlace a nuestro perfil). Nos dará visibilidad y mucha información sobre ofertas. Tiene su propia plataforma de empleo, en la que aún hay muy pocas ofertas pero selectas (perfiles con especial interés en Internet). Es el hermano “profesional” de Facebook, el lugar en el que se reúne nuestra agenda de contactos. Así que mucho cuidado con creer que estamos entre amigos: el lenguaje debe ser más formal y tienes que seleccionar con precaución lo que compartes.
  • Wiseri: a través de su cuenta en Twitter publican numerosas ofertas de nivel medio y alto en el sector de Internet, la tecnología y las comunicaciones. Los enlaces redirigen a su propia web, un buen ejemplo de página especializada en cierto tipo de ofertas. Su vertiente Twitter ofrece una calidez poco habitual en este tipo de procesos. Suelen contestar a todos los aspirantes, lo que reduce la desazón de quien busca empleo y siente que nadie lee los currículos que envía.

Cómo redactar tu mejor CV: 10+1 consejos

  • 1. La regla de oro: adapta tu currículo a la oferta. Un mismo CV no vale para dos empresasaunque el nombre del puesto sea el mismo. Infórmate bien sobre lo que está buscando la empresa y evita los envíos masivos. Incluye solo lo que tenga sentido: elimina formaciones o experiencias que no aportan nada a ese puesto; destaca las que tengan relación directa.
  • 2. Escríbelo en 1 o 2 folios: esto no es la historia de tu vida sino un resumen preciso de quién eres, qué has hecho y qué sabes hacer. Pónselo fácil a quien tenga que leerlo: hazlo breve, simple y contundente.
  • 3. Piensa una estructura: el currículo es como una noticia. Primero los titulares, después el resto. Tus puntos fuertes, lo que quieres vender, tienen que estar arriba del todo. Para la última línea deja las informaciones menos importantes. Lo normal es comenzar por la experiencia en orden cronológico inverso (de lo más reciente a lo más antiguo) y continuar con la formación.
  • 4. Cuida los detalles: no te lo tomes como un trámite. El CV es una mezcla de ejercicio de redacción y trabajo de manualidades. Ponte en la piel de las personas que lo leerán: ese par de folios será todo lo que sepan de ti.
  • 5. No mientas: una mentira puede llevarte hasta una entrevista, pero una vez allí te hundirá definitivamente. Una sencilla prueba puede dejarnos en evidencia si hemos exagerado nuestras competencias. Daremos una mala impresión y la empresa nos descartará también para futuros procesos de selección.
  • 6. Cuida la redacción: tu CV será leído rápidamente y por encima, por lo que tienes que escribirlo de manera comprensible. Usa frases cortas y sencillas, pero no seas aburrido: emplea sinónimos en lugar de repetir diez veces lo mismo. Evita las palabras rebuscadas y no asfixies al lector con párrafos interminables: los espacios entre líneas y algunas negritas son fundamentales. Revisa al máximo la ortografía: una errata es argumento suficiente para eliminar a un candidato.
  • 7. Cuida tu foto y el diseño: nuestra foto puede decir mucho, pero sobre todo puede asustar a los evaluadores si elegimos una imagen inapropiada (de cuerpo entero, en mitad de una fiesta…). Debemos seleccionar una foto de carnet en la que estemos relajados pero no dormidos, formales pero no fúnebres. Las páginas de búsqueda de empleo no suelen esmerarse en la presentación de los CV, pero casi todas incluyen la opción de subir tu currículum desde el disco duro. Hazlo: es una buena oportunidad para diferenciarte. No te limites a redactar cuatro líneas en Word: busca un diseño austero pero elegante. Evita usar demasiados recursos (subrayados, cursivas, colores…).
  • 8. Cállate algunas cosas: olvídate de los aspectos salariales, las referencias de antiguos jefes y las razones por las que abandonaste tu último trabajo (esas cuestiones se tratarán en la entrevista). Tampoco menciones cosas que se dan por supuestas (como saber manejar Microsoft Word). A no ser que tengas problemas para llenar un folio (porque careces de formación y/o experiencia), omite tus aficiones y rasgos de personalidad.
  • 9. Céntrate en lo que importa: lo que las empresas quieren saber es lo que sabes hacer. El nombre de tus cargos las interesa, pero lo que importa es lo que has hecho. ¿Cuáles eran tus funciones? ¿Qué habilidades has tenido que emplear? En cuanto a niveles de idiomas, lo mejor es que puedas certificarlos con diplomas. Si no es así, explica tus competencias y no te limites a un “nivel intermedio” que se interpretará como un eufemismo de que no tienes ni idea. Y no olvides lo esencial: nombre y número de teléfono. Puedes destacar tus blogs o perfiles en redes sociales, pero solo si tienen una cierta orientación profesional (es decir: cuando no sean un diario personal contando tus penas y alegrías).
  • 10. Completa tu CV con una carta de presentación: pero ten en cuenta que lo más importante es el CV. La carta de presentación no debe ser más de lo mismo sino el lugar en el que aprovechar para demostrar que sabes escribir y sabes hablar (pero no seas pedante). Procura sonar cercano y certero, pero sin abandonar la profesionalidad: el tono es el de un buen anuncio, no el de una gran novela. Demuestra tu interés por la empresa y explica honestamente por qué crees que eres el candidato ideal.
  • 10+1. Sé diferente: el objetivo es llamar la atención de quien ojea cientos de currículos a la semana, pero no todo vale. Los videocurrículos son la última moda: enciendes la webcam y te presentas de la mejor manera posible, exponiendo tu formación y experiencia (puedes subirlo a YouTube e incluir el enlace en el CV convencional). Otra posibilidad es el currículum online (estilo blog) o enviar por correo postal algo verdaderamente sorprendente. Pero estas opciones tienen sus riesgos y solo debes usarlas si crees que encajan con la empresa a la que te diriges.

http://www.ocu.org/como-buscar-trabajo-en-internet-s573284.htm

Anuncios
Para evitar que los inquilinos dejen de pagar el alquiler, el propietario de la vivienda puede demandarles tras el primer mes de impago y sin necesidad de que se acumulen más impagos.
> Eso sí, se aconseja intentar antes lograr un acuerdo mediante la vía de un aviso previopor vía amistosa (pero demostrable). Es decir, antes se debe realizar el envío de alguno de los siguientes documentos:- Un burofax al domicilio de la vivienda alquilada a través de correos y con acuse de recibo y certificación de contenido.

– Un telegrama con los mismos requisitos.

– Un aviso por vía notarial.

> En este aviso previo se debe incluir la cantidad pendiente a pagar y también se debe incluir un plazo suficiente desde que se comunica el aviso para que se realice el pago. Una vez vencido el plazo, si el inquilino no ha pagado ni se ha llegado a un acuerdo amistoso entre ambas partes, el propietario puede iniciar ya el procedimiento judicial de reclamación. Este procedimiento se llama “Desahucio por falta de pago”  más conocido en  la prensa como “desahucio expres”.
> Es un procedimiento en el que se piden dos cosas:– Que se pague la deuda.

– Que se desahucie al inquilino si no paga la deuda.

> Para este tipo de procedimientos se necesita además de un abogado un procurador, con lo que se se aconseja que después de enviar el burofax u otra comunicación, el propietario busque un abogado especialista en temas de alquiler para que lo prepare.
> Las principales características del procedimiento son:

  • – La demanda se presenta en los juzgados de primera instancia del domicilio de la vivienda alquilada.
  • – El juzgado notificará en el domicilio de la vivienda alquilada a no ser que en el contrato se haya indicado otro domicilio (si no se logra contactar con el interesado en una segunda vez se publicará por edictos).
  • – El inquilino puede pagar tanto la deuda inicial como las mensualidades, en cualquier momento antes de la vista del juicio.  En este caso, el procedimiento de desahucio se paraliza excepto en dos casos:
      • 1º, que sea el segundo procedimiento de desahucio por falta de pago de ese inquilino.
      • 2º, que entre la recepción del burofax o comunicación fehaciente y la fecha en que se puso la demanda de desahucio haya pasado más de un mes sin que el inquilino haya intentado pagar la deuda en ese plazo.
  • – Por tanto, si no se paga la deuda o si se paga, pero con alguna de las dos excepciones vistas arriba, el procedimiento acabará en el desahucio del inquilino. Este desahucio será forzoso si el inquilino no abandona la vivienda voluntariamente lo cuál supondrá las siguiente medidas:
    • – el juzgado señalará una fecha en la que acudirá el abogado del arrendador con el oficial del juzgado.
    • – si el inquilino no se marcha voluntariamente se hará un segundo intento al que se acudirá con la fuerza pública.
  • – Por último, si el inquilino no abona la deuda, se realizará la investigación de su patrimonio para el embargo de las cantidades que puedan cubrir la deuda, más los intereses de demora que se generen y las costas del procedimiento si el juzgado así lo considera (las costas son los gastos de abogado y procurador del propietario del piso alquilado).
> Este es el procedimiento normal que establece la ley, pero que dependerá en función de lo que se indique en el  contrato de alquiler. El contrato puede establecer como solución a los conflictos otra vía, como la del  arbitraje. En ese caso el arrendador deberá dirigirse al organismo de arbitraje al que se han sometido en el contrato para reclamar la falta de pago.
> La ventaja principal del arbitraje es que no se necesita abogado ni procurador para el trámite inicial (eso no quiere decir que no siga siendo aconsejable la intervención de abogado para asesorar al propietario, pero ya no será obligatorio por ley al menos en la primera parte).
> El procedimiento arbitral acaba con un “laudo”, que es la resolución del árbitro y que sería el equivalente a una sentencia. Ahora bien, si el inquilino no cumple lo que dice el laudo (no se marcha de la vivienda o no paga voluntariamente la deuda) habrá que acudir al juzgado para pedir la ejecución forzosa tal y como se a explicado más arriba.
> En cualquier caso, es importante tomar algunas precauciones para evitar tener que hacer uso del desahucio. Podemos:

  • – Contratar un seguro de protección jurídica de arrendador que cubra desde la designación del abogado y procurador para el tramite hasta incluso las mensualidades impagadas por el inquilino
  • – Exigir un aval bancario
  • – O establecer una cantidad como depósito en garantía adicional suplementaria a la fianza mínima obligatoria que, recordemos, para vivienda es de una mensualidad de renta.

@ARAG_Es